Lo que debes saber sobre la Anorexia Nerviosa como un Trastorno de la Conducta Alimentaria (TCA)

La Anorexia como trastorno de la alimentación puede desarrollarse tanto en hombres como en mujeres, generalmente en la adolescencia, afectando el desarrollo de la persona en todos sus aspectos.

Existen algunos signos que nos ayudan a identificar si existe un TCA como:

  1. El temor irracional por subir de peso y mantenerlo en un rango saludable
  2. La distorsión de la imagen y de los alimentos (Se perciben en sobrepeso cuando en realidad no lo están)
  3. Negación a mantener una alimentación adecuada, saludable y funcional incluyendo TODOS los grupos de aimentos.
  4. Pérdida de la menstruación por mas de 3 meses (amenorrea)
  5. Restricción de uno o varios grupos de alimentos, (cereales o grasas o alimentos de origen animal)
  6. Malestar por comer acompañada/o
  7. Disminución de peso sin razon aparante (sin enfermedad de base)
  8. Uso de fármacos o medidas extremas para controlar el peso
  9. Realizar ejercicio de manera exagerada y compulsiva
  10. La alimentación, sus calorias y aportes nutricionales se convierten en una obsesión

La Anorexia nerviosa debe ser manejada desde el aspecto, psicológico y /o psiquiatrico y el nutricional, ya que dentro de todas las alteraciones que se producen, se encuentran: cambios en las sensaciones que estan involucradas con la alimentación, alteraciones metabólicas, rango de peso no saludable, deficiencia de vitaminas y minerales, temores que impiden una alimentación adecuada, entre otras.

Dentro del manejo nutricional el principal objetivo es lograr una alimentación funcional que permita un adecuado estado de salud y nutricional, lo cual mejora el manejo psicológico y/o psiquiatrico.

 

Dentro del manejo nutricional, con el fin de logar una alimentación saludable y funcional buscamos:

  1. Idenficar los grupos de alimentos y su importancia en la salud nutricional
  2. Conocer el funcionamiento los cambios en el organismo secundario a las restricciones
  3. Disminuir las conductas restrictivas, ajustando porciones de alimentos diariamente
  4. Conocer los requerimientos nutricionales como individuo y los rangos saludables de peso
  5. Mejorar la relación entre alimento-mente-cuerpo
  6. Mantener un equilibrio entre lo que se come y lo que se gasta
  7. Identificar situaciones que te ponen en riesgo: contenidos en redes sociales, dietas de moda, estándares o prototipos de “belleza”.
  8. Identificar las sensaciones que involucra un proceso de alimentación normal.
  9. Promover la realización de ejercicio para la salud, no con un fin estético.
  10. Erradicar conductas compensatorias

Gracias a nuestro equipo de profesionales en Nutrición en Movimiento, logramos contribuir a la mejoría de las personas con Trastornos de la Conducta Alimentaria, implementando un programa con la participación de Nutricionistas y Psicólogas,  logrando un manejo integral, invitando a nuestros pacientes a no sentir miedo a pedir ayuda, sino nuestro apoyo, estamos para ayudarlos.

 

Vanessa Mateus

Nutricionista Dietista, Especialista en TCA

Nutrición en Movimiento

 

*Fuentes:

Diana Madruga Acerete1, Rosaura Leis Trabazo, Nilo Lambruschini Ferri.Trastornos del comportamiento alimentario: Anorexia nerviosa y bulimia nerviosa. Hospital Infantil Universitario Niño Jesús. Madrid. Hospital Clínico Universitario de Santiago. USC. Santiago de Compostela. Hospital Sant Joan de Déu, Barcelona.

Guía de consulta de los Criterios Diagnósticos del DSM – 5. American Psychiatric Association. 2014